23/05/2007

El régimen de lo ficticio

En México se esta instaurando un nuevo régimen de lo imaginario, de los sueños mezclados con la realidad; el régimen va mas haya de fenómenos que habíamos logrado descubrir como nuestra democracia de mass media, donde unos cuantos medios de comunicación son quienes se encargan de darnos modelos de referencia cultural, y opiniones que intentan mostrar como divergentes, pero que son el adversario light de la línea que desean marcar.
Una realidad que es por si misma indefinible, moderna, sobremoderna, posmoderna, y es que como hacerlo, solo la percibimos por imágenes industrializadas y comentarios desdeñados, sin que exista la posibilidad de un principio organizador que nos permita dar un sentido a la dispersión de las opiniones que nos ofrecen en lugar de la realidad.
El desarrollo sin precedentes de los medios de información nos da la sensación de que la historia se acelera. Historia marca Televisa o TV Azteca. El desarrollo de los medios de transporte y de comunicación nos difunde la idea de que el planeta se encoge.
En medio de la guerra instaurada entre lo real y lo ficticio: el individuo, cada uno con su nueva y reluciente cosmología única en el mundo, y a la vez cada uno con su soledad.
La alucinación consiste en un fenómeno contradictorio: en el ambiente una fantasía que esta lejos de asumir nuestra realidad, nuestro potencial, en un momento en que la globalización podría darnos las herramientas para desarrollar nuestras capacidades como nunca antes se había podido en la historia.
Quienes han planeado este fenómeno saben como utilizarlo y en el proceso nos alejan de la posibilidad legitima de crear una sociedad que se reconozca y acepte a si misma, para plantearse ¿Quien es?, ¿Quién quiere ser?, ¿Quienes podemos ser?, ¿Qué estamos dispuesto a hacer? y ¿Como podemos lograrlo? En un intento por hacernos una vida mas real, responsable y feliz.
Ante la confusión de lo ficticio los de siempre intentaran plantearnos dos posibilidades, deslegitimando la democracia, el valor de nuestro voto y la necesidad de elegir a quienes realmente nos representan. Le piden a los jóvenes que voten por “El de siempre” por que el que puede ganar es peor, el que se autonombra como “Quien puede ganar” le pide a las mujeres que voten por el para sacar al que siempre ha gobernado, pero ninguno ofrece representar legitimante los intereses de lo jóvenes o las mujeres, quitando legitimidad a las necesidades del 70% de la población. Solo en este régimen del alucine ficticio, es posible que un candidato de de 35-38 años, salga a las calles autonombrándose como candidato joven y hablando de la necesidad de representar a los jóvenes, solo por que se hizo un cambio de imagen y tiene un par de mechones rubios.
Solo en esta onírica realidad, versión del sueño del cowboy, es factible que un candidato al levantarse por la mañana con su megalomanía galopante, decida asegurar al mundo que va a ganar, generando tal especulación que el rumor carcoma la voluntad de los individuos, quienes Irán a votar por el señor H, solo por que dicen que va a ganar.
Yo les propongo despertar del letargo eléctrico, de las alucinaciones televisivas y los comentarios con precio. Les propongo pensar en lo que necesitan ustedes, sus familias y sus amigos, y escuchar, quienes tienen las propuestas que de manera directa puede mejorar su calidad de vida. Les planteo la búsqueda de una sociedad mas justa donde dejemos atrás la discriminación que sufre los jóvenes, las mujeres, los ancianos, la diversidad sexual, los indígenas y la diversidad religiosa, en resumen la gran mayoría de nuestra sociedad, quienes bajo el argumento ficticio de “las mayorías” han sufrido durante décadas de abandono, sumisión y violación de sus derechos. Les planteo dejar atrás ese “Trip surrealista”, para hacer una sociedad donde todos tengan cabida. Despierten que es indispensable buscar una “Alternativa”.

Nain Martínez


1 comentario:

Monica Blanco dijo...

WOOOW!

Buen "round" con la realidad has encarado Nain. Este asunto de la manipulación de los medios de comunicación es algo que me enfurece. Es imperante salir de este "hoyo" en el que hemos caído, y una de las cosas que mas me escucharán decir es que debemos actuar ya, hemos llegado a un punto donde no hay retorno, no hay lugar para titubear: o dejamos que las cosas sigan así o despertamos de este "trip surrealiesta". LA !ALTERNATIVA ESTA EN NUESTRAS MANOS!