21/05/2007

Biopirateria



La biodiversidad contiene el conocimiento que la vida ha logrado acumular durante 3 mil 500 millones de años de existencia, evolución y adaptación, en este planeta. La vida como proceso ha generado variaciones extraordinarias en formas, tamaños, fisiología, anatomía y estrategias de vida de los seres vivos, los cuales se desarrollan mediante interacción directa con el resto de organismos y en equilibrio con su medio abiótico (suelo, agua, etc.), de una manera tan perfecta que aun me cuesta trabajo hacerme la idea del proceso como un todo.



En la actualidad podemos ver como la biodiversidad esta amenazada por el impulso a la sustitución de zonas vírgenes y cultivos tradicionales, por una homogenización en la producción agrícola, además de los proyectos que gestionan organismos internacionales de desarrollo económico que los países primer mundistas han creado para que algún día podamos aspirar a ser como ellos, claro que en el proceso se llevan su gran parte de los beneficios, pero eso es pura causalidad por que son evidentes las buenas intenciones del FMI; si alguno de ustedes cree que las súper carreteras, Mega presas, termoeléctricas y estaciones de gas licuado, son en realidad una estrategia para hacer llegar el capital de manera mas simple a X Gates o Y Slim ( por decir un par de nombres al asar), debo decirles que pecan de mal pensados, por que todas son solo un conjunto de jocosas casualidades.


Ahora los grandes capitales están interesados en el “oro verde”, desean apoderarse de la biodiversidad y el conocimiento que las culturas durante siglos han acumulado en modos y formas de utilizar sus recursos naturales, en una intima relación que se ha establecido entre el hombre tradicional y el recurso en cuestión, los cuales han sido seleccionados y cuidados, por la mano del hombre, convirtiéndolo en único (maíz, tomate, tabaco, cacao, etc.). Las trasnacionales quieren manejar la biodiversidad como “McTrio”, mediante patentes, privando a los dueños originales de su capital natural.


México es un punte de transición entre especies del sur del continente y el norte, cualidad única en el mundo, esto aunado a su complejidad geológica y diversidad climática hacen que México posea 34 de los 36 ecoclimas identificados en el mundo, mientras Estados Unidos con un territorio mayor, solo pose 4. Además, en el territorio nacional existe una amplia diversidad cultural. Los pueblos indígenas han aprendido a utilizar su medio, desarrollando fuentes de alimentación, obtención de materia prima y sobre todo plantas con usos terapéuticos. Lo anterior convierte a México en una de las cinco regiones Mega diversas en el mundo y lo pone en la mira de los biopiratas.


El país cuenta con una constitución que otorga protección a los recursos naturales y a los derechos de las comunidades indígenas y tenemos leyes como la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, cual establece que es necesario pedir un permiso antes de hacer cualquier tipo de introspección biológica, pero deja vacíos legales que los interesados han sabido aprovechar muy bien. A continuación algunos ejemplos que encontré por Internet en páginas como: www.globalexchange.org/countries/americas/mexico/biopirateria.html. Los ejemplos son muchos.

· El Grupo Internacional para la Cooperación de la Biodiversidad Maya (Maya-ICGB). Programa del gobierno de Estados Unidos financiado con fondos públicos y que incluye a la empresa Molecular Nature (consorcio galés de biotecnología), la Universidad de Georgia y el Colegio de la Frontera Sur. Iniciado en 1998, los objetivos del programa Maya-ICBG eran el descubrimiento de medicamentos, desarrollo farmacéutico, conservación, uso sustentable y conocimiento etno-botánico y desarrollo económico sustentable. Plan que no estaba diseñado para veneficiar a los indígenas y poblaciones de la zona.
· Pozol es una bebida tradicional derivada del maíz fermentado elaborado por los Mayas durante generaciones. En 1999 la corporación holandesa Quest International y la Universidad de Minnesota obtuvieron una patente (US #5919695) y clamaron no haber patentado el pozol, sino haber isolado un microorganismo (o componente activo) que contiene la bebida. Presentando este argumento se negaron en reconocer el conocimiento tradicional indígena utilizado en la elaboración del pozol.
· En 1994 POD-NERS, una compañía de semillas de siembra basada en Colorado compró semillas de fríjol amarillo en Sonora, México. Dos años más tardel el presidente de la empresa, Larry Proctor, solicitó y obtuvo una patente exclusiva (US #5984079) sobre la semilla llamada Enola y procedió a demandar a dos productores mexicanos Productos Verde Valle y Tutuli Produce, quienes vendían el fríjol en Estados Unidos.



Los piratas han evolucionado, pasaron de saquear galeones por su contenido en oro, plata o especies, para poner laboratorios y hacer bioprospecciones de recursos que no les corresponde, sacando beneficios económicos millonarios. Los políticos del precámbrico que nos gobiernan siguen igual, son como un dinosaurio en Tijuana, no encajan con nuestra realidad, no están adaptados y son incapaces. La sociedad también ha cambiado, muchos aun no se dan cuenta, pero están lejos de ser, esa caricatura acartonada de los años ochenta. Este es el momento en el que ¡Tu Decides! que es lo que quieres. Piénsalo bien. La siguiente ocasión que quieras comerte unas enchiladas, tal vez no puedas hacerlo, por que el maíz, chile, fríjol y aguacate, dejaran de ser nuestro patrimonio natural, para ser el patrimonio de Paris Hillton, y en vez de usar la pomada de la campana de la tía Juana, deberás ir a comprar “La palasea en polvo”, por un módico precio de 350 pesos, para que Paris Hillton le compre un nuevo collar de diamantes a su perro, y un Bin Bin de oro a su novio en turno.
Hagamos que esta sociedad evolucione, busca una Alternativa.


Nain Martínez

1 comentario:

Tiago dijo...

El país tiene una mala costumbre de adquirir inovaciones tecnologicas de paises de primer mundo; no somos capaces de generar una suficiente tecnologia por que existe el habito del conformismo y la facilidad de importar informacion; el gobierno debe creer más el ciencia de México, invetir en aquellos cientificos que desean un mejoramiento tecnologico de nuestro país para dejar de adquirir de otros paises.
Desarrollar la biotecnologia para el mejoramiento de los recursos bioticos, y de la tecnologia generedora de energía limpia. Para así desatarnos de la dependencia.