29/01/2007

Golpe a CICESE

El gobierno panista de Felipe Calderón, ante su conservadurismo, considera innecesario invertir en el desarrollo de ciencia y tecnología mexicana. Fuera de los discursos a la opinión pública, donde se ha expresado a favor del desarrollo científico del país, las realidades y acciones indican lo contrario.
El Centro de Investigación Científica y de Estudios Superiores de Ensenada (CICESE) se ha visto perjudicado por la política panista al ver reducido su presupuesto en 32 millones de pesos —lo que representa un 11% menos con respecto a los recursos otorgados en el 2006—. Esta institución —que ha contribuido al desarrollo de la comunidad ensenadense, ganando prestigio nacional e internacional—, tras el duro golpe, verá frenadas sus actividades en rubros importantes como viajes de exploración y participación en foros internacionales. Los políticos ignorantes ven los viajes de investigación como gasto «innecesario»; en una zona en que, por las características geológicas y climáticas, es prioritaria la continua investigación y desarrollo de tecnologías que permitan mantener a la población segura. Esperemos que el gobierno no cambie su actitud sólo al verse frente a una catástrofe natural.
Esta es la quimera en la que los ciudadanos vivimos: donde se nos dice algo y las acciones tomadas expresan lo contrario; es fácil perderse en el discurso. En realidad, durante el gobierno de Fox, el presupuesto para ciencia y tecnología se vio gradualmente disminuido —año con año— y, ahora, Calderón maneja la misma línea.
Durante la elaboración del presupuesto de egresos del 2007, ALTERNATIVA —siendo congruente con su convicción en la necesidad del desarrollo científico y tecnológico del país— propuso una disminución de un 20% en el presupuesto otorgado a los partidos políticos (para las campañas), y propuso que estos recursos que se pretendía ahorrar fueran destinados a las instituciones públicas de investigación y desarrollo científico y tecnológico. Esta iniciativa afectaba directamente a ALTERNATIVA, al ser un partido nuevo que compite en clara desventaja económica frente a los partidos de siempre. Dicha propuesta fue desechada por el pleno de los partidos tradicionales (incluyendo el PRD).
Tal vez, frente a estos políticos tradicionales de azul, rojo y amarillo, que responden a intereses partidarios, sólo nos quede una política ciudadana, que responda a intereses ciudadanos.

Naín Martínez

25/01/2007

Pronunciamiento de la Lic. Zandra Pérez ante el IEE de B.C.

Quiero exhortarlos a que desde nuestra posición, ya sea como consejer@ ciudadan@ o como representante de un partido político, vayamos juntos en este proceso electoral; construyendo consensos a favor de la sociedad.

Debemos recordar que estamos aquí gracias al fruto del trabajo que todos los ciudadan@s del país; ya que, finalmente, ell@s son quienes sostienen a las instituciones y partidos políticos del estado; por lo que no podemos corresponderles con algo que no sea nuestro trabajo honesto.

Recobremos la confianza perdida de la sociedad hacia los órganos electorales y partidos políticos; otorguémosle la certeza de que las próximas elecciones en el estado estarán regidas por los principios de justicia, honradez, imparcialidad y equidad; y de que su voto será respetado. Que no se contamine la esencia del consejer@ ciudadan@; pues, como su investidura lo dice, es el encargad@ de velar por que se respeten los principios rectores en el proceso electoral a favor de la ciudadanía. En este sentido, corresponde entonces a los partidos políticos tener diferencias, tener acuerdos, tener alianzas o no tener alianzas; pero, no corresponde a l@s consejer@s ciudadan@s tomar posiciones al lado de los partidos políticos; ya que debemos tener muy claro que somos parte del engranaje que mueve a nuestro gran país y, por consecuencia, responsables de la realidad social.

Es todo lo que quiero manifestarles en esta sesión.

Lic. Zandra Pérez
Representante de ALTERNATIVA ante el Instituto Estatal Electoral de Baja California

24/01/2007

¡ALTERNATIVA ES DIFERENTE O NO ES!


  • El IFE invalida la asamblea estatal convocada por Beatriz Ávalos
  • La legalidad impera en ALTERNATIVA

Después de refrendar su registro el pasado 2 de julio, ALTERNATIVA entró en un profundo proceso de reflexión y deliberación mediante talleres estatales y nacionales sobre cómo cumplir con lo que ofrecimos a nuestro electorado: construir un partido muy diferente a los actuales partidos tradicionales en México.

ALTERNATIVA comenzó también un proceso de evaluación de la actuación de sus direcciones estatales; las cuales fueron nombradas con carácter provisional directamente por el Comité Ejecutivo Federado, tal y como lo establecen nuestros estatutos. Intencionalmente, Beatriz Ávalos no quiso someterse a este proceso e intentó dar un albazo para tratar de perpetuarse en el cargo dándole a sus acciones un barniz formal, convocando a una asamblea estatal de manera ilícita, ya que el único organismo facultado para convocar a la primera asamblea estatal es el Consejo Político Federado.

Esa es la verdadera razón de la separación del cargo de Beatriz Ávalos que votó de manera unánime el Comité Ejecutivo Federado de ALTERNATIVA, haciendo uso de su facultad para remover a las coordinaciones provisionales. Las acciones que realizó Beatriz Ávalos, de autonombrarse coordinadora, nombrar a un Consejo Político y a comités municipales a su capricho fueron ilegales de acuerdo a nuestra legalidad partidaria y sin fundamento legal, tal y como lo establece el mismo Fernando Aggis Bitar DIRECTOR DE PRERROGATIVAS Y PARTIDOS POLITICOS DEL IFE en su escrito del 12 de enero del 2007.

Las acciones de Beatriz, también fueron ilegítimas políticamente hablando, pues las hizo una persona que carece de cualquier tipo de representatividad democrática pues nadie, en Baja California, la eligió. El Comité Ejecutivo Nacional de ALTERNATIVA le dio el cargo de manera provisional y, de la misma manera, con la misma autoridad y legitimidad, la sustituyó.

Por otro lado en ALTERNATIVA buscamos que quienes se integren a este partido político, sean realmente ciudadanos y ciudadanas libres, que expresen libremente su voluntad de defender las convicciones y el proyecto de izquierda moderna socialdemócrata que aspiramos a construir y no clientelas cautivas de líderes y lidercillos creados al amparo de la extendida cultura política de los partidos de siempre que aún prevalece en México.

LIC. REBECA MALTOS GARZA
COORDINADORA DE ALTERNATIVA BAJA CALIFORNIA

19/01/2007

Sangre nueva, ideología moderna


Una gran parte de la sociedad tenemos en claro —aunque muchos sin un motivo realmente contundente y claro— que nuestro país necesita de una reforma en la estructura política hegemónica vigente en la actualidad. La política nacional necesita de sangre nueva que reincorpore el papel del ciudadano en la toma de decisiones de su entorno y deje fuera las mafias familiares de unos cuantos que han controlado nuestro país desde hace muchos años: en lo económico, en lo político, en los medios, hasta en lo cultural... Podría pensarse —y yo creo que es así— que una razón suficiente para implorar por nuevas opciones políticas es la corrupción y vicio en el que han caído los partidos de siempre, ingresando en un círculo vicioso del cual nunca podrán salir: ... <—> clientelas políticas <—> favores electorales <—> deudas políticas <—> favores políticos <—> clientelas políticas <—> ... y sigue... y sigue... Pero, más allá de esta evidente (y desafortunada) verdad, existe una ideología política hasta hace poco ausente —como tal— del sistema tradicional mexicano; una hibridación entre el socialismo y capitalismo modernos: la socialdemocracia.

«Tanto mercado como sea posible; tanto estado como sea necesario.»


18/01/2007

Baja y el desgaste de los tradicionales


El lunes pasado, tras su visita a Baja California, Luciano Pascoe —representante de ALTERNATIVA ante el IFE— publicó en «La Crónica de Hoy» su artículo titulado «Baja y el desgaste de los tradicionales» que, muy certeramente, describe la situación del electorado en el estado...

Baja y el desgaste de los tradicionales
http://lucianopascoe.blogspot.com

Los tiempos y las formas en las que Baja California enfrentará su proceso electoral este año para renovar la gubernatura, cinco presidencias municipales y 25 diputaciones locales, han sido importantemente trastocados.
Hace unos meses, la mayoría panista en la cámara local aprobó —con el desinteresado voto de un diputado verde— y en contra de los otros partidos, una reforma electoral amplia. Esta reforma contenía una gran cantidad de errores y pifias y, hay que concederle, un par de avances importantes.
Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional la Reforma a la Ley Electoral por lo que el calendario electoral para el proceso electoral de este año queda con las fechas originales: el día de elecciones será el 5 de agosto y no el 24 de junio que marcaba la reforma invalidada.
No obstante, tanto el inicio de las precampañas el 3 de febrero como el votar con la Credencial Federal Electoral y no con la estatal, son condiciones que se mantienen, puesto que estos artículos se aprobaron por separado, días antes de que se hiciera con la reforma electoral. Lo primero que salta a la luz es que será una campaña larguísima para los habitantes de esta entidad. Seis meses tendrán que lidiar con las candidaturas a la gubernatura, primero en su pre campaña y después en su proceso formal. Las dirigencias estatales de los partidos opositores al PAN han dicho que la resolución de la SCJN se trata de un tercer revés al PAN en Baja California, luego de que primero se diera la reinstalación de magistrados y después la de tres consejeros estatales electorales.
Entre las modificaciones que consideraba la reforma invalidada y que resulta una lástima que no se vaya a tener para este proceso, se encontraba el que los partidos contrataran su publicidad de campaña a través del Instituto Estatal Electoral. Esta idea, que transparenta el gasto de los partidos en los medios electrónicos, habría sido muy útil considerando que el probable candidato del PRI al estado será el hombre de la inagotable fortuna: Jorge Hank. Los panistas promovieron esta reforma con la clara intención de vigilar su gasto, y la verdad que bien le habría venido a esta entidad controlar, aunque fuese un poco, lo que será este proceso.
Baja California lleva 18 años con gobierno panista, y es evidente que han logrado construir un electorado sólido y contundente, como se vio en la fulminante victoria de Felipe Calderón el pasado dos de julio. Sin embargo, ahora van a chocar los dos trenes. El del aparato del gobierno del estado y sus años de consolidación y el de Jorge Hank, su dinero y su capacidad para identificarse con un sector amplio del electorado.
En este escenario es fácil prever que ambos bandos estarán a la caza de resbalones ajenos y cuidando sus pasos. Por esto resulta dramática la situación en la que se encuentra el Instituto Electoral del Baja California. La integración del consejo de este órgano se dio, como siempre, por una componenda de partidos, pero al haberse dado bajo reglas hoy rechazadas por la SCJN, se ha desatado una crisis en la que las destituciones corren como el fuego en la pradera y los amparos igual.
Curiosamente, la gente de Tijuana, Mexicali, Ensenada, Tecate y Rosarito, comparten algo con el resto del país: su agotamiento con la clase política tradicional y su creciente apatía. Baja California tiene condiciones propicias para una alta participación electoral, ocho años de escolaridad promedio, más de cuatro salarios mínimos promedio por habitante, 91 por ciento de población urbana. Sin embargo rara vez rebasa el 40 por ciento de participación, y casi siempre termina eligiendo una pequeña minoría a los ejecutivos y legislativos.
Las razones pueden ser varias. Pero entre ellas se encuentra la certeza de que no hay político ni partido que pueda ser fiel a sus postulados y a sus propuestas. Todos, siente la gente, terminarán siendo iguales.
El PRD, la izquierda tradicional, es prácticamente inexistente en este estado y fuera de Ensenada, donde de vez en vez logra votaciones interesantes, su porcentaje de participación es cada vez de menor importancia.
Pareciera que Baja California está condenada a una batalla de tradicionales. Pero habría que mantenerse listos para, al igual que sucedió en la campaña presidencial, la aparición en escena de una candidata que pueda empezar a menguar en la apatía y fastidio de la ciudadanía.
De no ser así el futuro para este estado fronterizo será un poco más de lo mismo, gane quién gane.

17/01/2007

Lo de siempre



Los legisladores de los tres principales partidos políticos, ante la opinión pública, decidieron tomar medidas sólo aparentemente populistas en la ley de ingresos del 2007. Digo sólo aparentemente pues hablaban de cómo los pobres se verían perjudicados con un impuesto en los refrescos pero, a la vez, olvidando los graves problemas de salud que dichas bebidas ocasionan y el gasto que generan para el estado al generar problemas de salud relacionados con malas prácticas alimenticias.
Nuestros legisladores también olvidaron que aumentar el precio de la gasolina no sólo perjudica a quienes tienen autos (que, en la actualidad, están lejos de ser ricos), sino a toda la población; en especial a los más pobres, que utilizan el trasporte colectivo urbano. Por si fuera poco, las mercancías se distribuyen precisamente en camiones por todo el país (los cuales, por cierto, consumen gasolina), lo cual elevará el costo de los insumos y aumentará, como ya hemos visto a lo largo de estas primeras semanas de enero, el costo de los productos... incluyendo la coca-cola.
Todos observamos cómo un gobierno que se vendió electoralmente como una solución a los problemas económicos, un gobierno que se maneja como el que sabe atraer al capital y controlar el mercado, en estas primeras semanas lo único que ha logrado es agravar la ya precaria situación en la que millones de mexicanos subsisten. De manera obvia saltan preguntas: Con estas medidas, ¿pensaban en la gente o en los intereses de la coca-cola? ¿Dónde está el PRD, que controla gran parte del congreso? ¿Acaso cambiamos la posibilidad de una verdadera libertad por los partidos de siempre que, como siempre, han hecho lo mismo?
Naín Martínez